dedicatoria
Vídeos
Imágenes
Curriculum
Mis maestros
Prensa
Próximas actuaciones
Enlaces

 

Bienvenidos, amigos:

         Un cantante es un músico, un artista, alguien nacido para comunicar con su voz emociones y sentimientos. Es la fusión de un instrumentista con su instrumento, en un mismo ser. Pero, también, es un esclavo: Esclavo de una nota, de una frase, de un aria que ataca con el instrumento afinado según el diapasón y el temple con que su alma cada mañana se despierta... Esclavo, además, de una bufanda, de una bebida caliente, de un aire mal acondicionado, de no beber, de no fumar, de no hablar en sitios ruidosos... Esclavo de su voz.

         Cuando, con cuatro años de edad, subí por primera vez a un escenario, hallé mi lugar en el mundo. Quien no es cantante, no puede imaginar lo que significa... No hay emoción semejante a la que se siente cuando, henchidas las venas de adrenalina y pasión, sales a escena, oyes las primeras notas y te dispones a cantar..

Así, representación a representación y rodaje a rodaje, discurre mi vida, rodeado de colegas, grandes genios del arte de las cuerdas vocales y de otros instrumentos, talentos de la dirección musical y escénica, de realizadores, de productores, cámaras, escenógrafos, regidores, utilleros, vestuario, maquillaje y tantos otros profesionales, todos ellos, mis amigos y a quienes desde aquí saludo y de quienes tengo que aprender mi lección de cada día.

Un saludo, también, a los aficionados a la lírica, a los amigos que me empujan, a mis maestros y a mis amigos y familia que me consienten todo por esta gran locura; pero, muy especialmente, quiero manifestar el agradecimiento que debo a mi madre que me enseñó que "cantar es la mejor manera de entender la vida".

  Madre Jesús Lumbreras